Print Friendly

 Historia del PPC

 Identificados con los principios y postulados social cristianos, un numeroso grupo de dirigentes fundadores del Partido Demócrata Cristiano, encabezados por Luis Bedoya Reyes, Mario Polar Ugarteche, Ernesto Alayza Grundy, Roberto Ramírez del Villar, Antonino Espinosa Laña, María Rosario Aráoz, Catalina Cassinelli, Carmen Ortiz de Zevallos, entre otros; se apartan de esa agrupación política para fundar, el 18 de Diciembre de 1966, el Partido Popular Cristiano; buscando recoger la integridad de la doctrina social cristiana que dio origen al grupo original. El presidente interino del PPC es Ernesto Alayza Grundy, el secretario de Política Luis Bedoya Reyes así como el Secretario General Luis Giusti La Rosa.

La acogida al nuevo Partido fue espectacular, inscribiéndose ante el Jurado Electoral con más de 150,000 adhesiones, aprobando su Ideario y su Plan de Gobierno. Sin embargo, cuando se disponía a participar en el próximo proceso electoral de 1969, se produjo el golpe de Estado por la revolución militar del 3 de Octubre de 1968 y la toma del Poder por un gobierno denominado Junta Militar de las Fuerzas Armadas, encabezadas por el general Juan Velasco Alvarado.

En los años subsiguientes, pese a la abolición práctica de la vida política democrática por el gobierno de facto, el PPC, presidido por Mario Polar Ugarteche mantuvo su estructura, sus cuadros directivos y sus comisiones de estudio, lo que le permitieron (en los 12 años que duró la dictadura militar de la primera y segunda Fase) conservar su vigencia, emitiendo más de medio centenar de comunicados tanto en lo político, económico y financiero sobre aquel proceso revolucionario.

En 1977 la segunda Junta Militar, encabezada por Morales Bermúdez, convoca a una Asamblea Constituyente para reformar la Constitución Política del Perú, como paso previo a la devolución absoluta del Poder a la civilidad. El PPC participa en esas elecciones alcanzando el 25% de la votación nacional. Liderado por Luis Bedoya Reyes, el PPC con sus 25 constituyentes se convierte en la segunda fuerza política, detrás del APRA. Durante las Juntas Preparatorias de aquella Asamblea Constituyente, el PPC rechaza el pedido de la Izquierda en su conjunto de llevar a Luis Bedoya Reyes como Presidente de la Asamblea. Sin embargo, el PPC, sin condiciones ni pacto de por medio, apoya a Haya de la Torre para que asuma la responsabilidad de la conducción de la Asamblea por ser el más votado en las elecciones nacionales. Una lección que el país recuerda.

Mientras los diversos grupos políticos se entrampaban en sendos debates, el PPC trabaja en un Proyecto de Constitución que progresivamente lo iba sustentando, logrando introducir (en más del 60%) las tesis y postulados social cristianos, enmarcados primordialmente sobre la persona humana que está antes que el Estado, promovidos y protegidos en base de los derechos y deberes fundamentales de la persona humana dentro de una Economía Social de Mercado.

En Mayo de 1980 se realiza las elecciones Generales y el PPC participa con la Fórmula Presidencial encabezada por Luis Bedoya Reyes, acompañado de Ernesto Alayza Grundy y de Roberto Ramírez del Villar, sacando 6 Senadores y 10 Diputados a nivel nacional. Fernando Belaunde de Acción Popular gana las elecciones y el PPC le ofrece su colaboración con sus 6 senadores para que tenga mayoría en el Senado, pues Belaunde había alcanzado mayoría en diputados. Esto fundamentalmente para que la historia política peruana, cercenada de constantes golpes de Estado no se repitiera. Es allí que Belaúnde convoca a todos los partidos a un gobierno de “Ancha Base”, el mismo que es rechazada por el Apra y los grupos de Izquierda, ofreciéndole al PPC su colaboración en dos ministerios, (las carteras de Industria, Turismo e Integración, y la de Justicia) por dos años, que finalmente se extendió por otros dos adicionales. El Gobierno de entonces finalizó su período e hizo entrega del Poder a otro, elegido democráticamente; y ese fue el éxito del PPC y la democracia peruana.

En Julio de 1980 se reestructura el PPC y Luis Bedoya Reyes es elegido presidente del PPC, Ricardo Amiel es el nuevo secretario nacional de Organización, Enrique Elías secretario nacional de Política, Luz Alvarez de Schulz secretaria nacional de Doctrina, Roberto Persivale, secretario Nacional de Plan de Gobierno, entre otros.

El PPC participa en las elecciones Municipales de 1980 y 1983 con candidatos propios en todo el territorio nacional. En Lima, Ricardo Amiel, en los dos procesos municipales alcanza el 22% y 24% de la votación limeña.

En 1984, Luis Bedoya Reyes es reelegido presidente del Partido Popular Cristiano a través del III Congreso Nacional.

Para 1985, el PPC ante el llamado del Patricio Nacional, José Luis Bustamante y Rivero, a que los grupos afines se unieran en una “Convergencia” calificada con la finalidad de enfrentar al Apra y la Izquierda en las elecciones nacionales de ese año. Acción Popular que inicialmente se compromete a aquel llamado, al cierre de las inscripciones da un vuelco e inscribe su propia lista de candidatos. El PPC convoca al Movimiento de Bases Hayistas y a los independientes y forma “Convergencia Democrática” alcanzando la tercera votación, detrás de Izquierda Unida y del Apra que gana las elecciones.

Al salir elegido Alan García como presidente del país, el PPC se ubica en la oposición responsable. El nuevo Gobierno alcanza sorprendente mayoría en las cámaras de Diputados y de Senadores.

En Agosto de 1987, la Plaza Bolognesi en Lima fue mudo testigo del multitudinario mitin convocado por el PPC en defensa por la libertad, sobre la pretendida estatización de la Banca, por el gobierno de Alan García. Allí nació el liderazgo de Lourdes Flores Nano y éste fue el inicio de un sin número de manifestaciones de protesta en todo el Perú. Gracias a ello y la suma de otras colectividades y movimientos surgidos, no prosperó el controvertido Proyecto del Ejecutivo.

Para las elecciones del año 90, el PPC forma parte del Fredemo (Frente Democrático), junto a Acción Popular y el Movimiento Libertad (encabezado por Mario Vargas Llosa quien lleva al pepecista Ernesto Alayza Grundy como candidato a la segunda Vice presidencia). El Fredemo en ese proceso electoral gana la Primera Vuelta. Sin embargo, en la Segunda Vuelta electoral entre los dos candidatos más votados,  sale elegido presidente Alberto Fujimori del movimiento “Cambio 90” (con el apoyo del Gobierno y del APRA, acompañada de  la izquierda en su conjunto).

El PPC se ubica nuevamente en la oposición al nuevo Gobierno.

Julio del año 1991 fue de extraordinaria performance para el PPC. A pesar de ser minoría en el Congreso, el reconocimiento a dos de sus grandes figuras, dio como resultado la elección de Presidente de la Cámara de Diputados a su fundador: Roberto Ramírez del Villar y, Presidente de la Cámara de Senadores (por ende del Congreso) a Felipe Osterling Parodi. Sin embargo, mediante el autogolpe del 5 de Abril, Alberto Fujimori cierra el Congreso de la República, y rompe el orden constitucional del país. Apresaron en sus domicilios a los dos presidentes de las Cámaras, se depuso al Poder Judicial en más del 50% de sus integrantes, al igual que al Ministerio Público, se disolvió a los Gobiernos Regionales, y fue licenciado el Tribunal de Garantías Constitucionales, y el Consejo Nacional de la Magistratura, licenciándose también al presidente del Jurado Nacional de Elecciones. Se iniciaba otra negra etapa de dictadura que, se suponía, el país había superado desde 1980.

Ante la presión de los organismos internacionales, reunidos en Bahamas, la OEA presiona para que se convoque a un Congreso Constituyente Democrático (CCD). El PPC acuerda participar en esas elecciones “…A pesar de los riesgos que tal proceso importaba, debíamos contribuir en darle al Perú una salida e iniciar el proceso de retorno a la institucionalidad democrática, buscando el equilibrio de poderes a través del ejercicio de la función fiscalizadora que corresponde al Parlamento”. Luego de este proceso eleccionario del CCD, el PPC se consolida como la principal fuerza de oposición al Régimen. El grupo estuvo encabezada por Lourdes Flores Nano, quién planteó un texto Constitucional sustitutorio a la del Gobierno, y que fuera rechazada, dándose dura batalla en la campaña por el “NO” en el “Referéndum” donde el Gobierno auspiciaba el “SI” a la nueva Constitución. Los resultados electorales sobre la aceptación a la nueva Constitución hecha a la medida de Fujimori fueron cuestionables. Sin embargo impusieron en el texto la reelección del referido autócrata.

A partir del proceso electoral de 1995, la satanización hacia los partidos políticos por Fujimori y los medios de comunicación (copados por el gobierno) se acrecienta. Adicional a ello, el escandaloso papel jugado por los organismos electorales proclives a Fujimori reglamenta que para la participación de los Partidos Políticos en los próximos procesos electorales municipales y nacionales, éstos deben superar las 500 mil firmas de adherentes. Pese a la tenaz batalla legal ejercida por el Partido, la presencia del PPC en esos procesos es negada. Aún así, la gran lucha en el Congreso por los representantes del PPC, se hace sentir intensamente.

Al interior del PPC, en febrero de 1999 se realiza el VII Congreso Nacional Partidario. Este evento se torna trascendente al hacer entrega Luis Bedoya Reyes la presidencia del Partido Popular Cristiano a Antero Flores-Aráoz; consolidándose de esta manera el Relevo Generacional propiciado por un gran demócrata como es el Dr. Luis Bedoya Reyes, Fundador que va dejando gran semilla socialcristiana en los nuevos surcos del PPC.

Luego de la caída de Fujimori en el Poder (después de 10 años), y, lograda su reinscripción en el Registro Electoral, el PPC participa en las elecciones del 2001, mediante la Alianza Electoral “Unidad Nacional”, logrando el 25% de la votación nacional bajo el liderazgo de Lourdes Flores Nano como candidata presidencial. En estas elecciones sale elegido presidente Alejandro Toledo. Por consiguiente el PPC se ubica en la Oposición al nuevo Gobierno.

El 2003 se realizan elecciones internas y Lourdes Flores Nano es elegida presidente del PPC (período 2003-07). Lleva como Vicepresidentes a Javier Bedoya de Vivanco, Xavier Barrón, Raúl Castro Stagnaro y Alejandro Castagnola Pinillos.

Para las elecciones presidenciales de 2006, nuevamente el PPC participa a través de la Alianza Electoral “Unidad Nacional” llevando a Lourdes Flores como candidata presidencial. A pesar del veredicto ciudadano que decidió que Lourdes Flores pasara a la Segunda Vuelta, se perdió en la Mesa ante las argucias legales promovidas por el Apra, básicamente en lugares donde Unidad Nacional contaba con escasos personeros. Con ello Alan García pasa a la Segunda Vuelta y nuevamente sale elegido presidente de la República, luego de 15 años de haber dejado el Gobierno. El PPC se ubica en oposición al régimen.

En Octubre de 2007 se renuevan los cargos dirigenciales en el PPC. Lourdes Flores Nano, con el 97% de respaldo, es reelegida presidente del PPC, llevando de Vicepresidentes a Javier Bedoya de Vivanco, Juan Carlos Eguren, Percy Tábory Andrade y Rafael Yamashiro Oré, y como Secretario General a Raúl Castro Stagnaro, cargo que ostentaron hasta Noviembre de 2011.

El PPC participa en el proceso electoral Municipal 2010 con siglas propias, con Lourdes Flores de candidata para la alcaldía de Lima. Se alcanza un segundo lugar.

Para las elecciones presidenciales del 2011, no proponiendo candidato, el PPC forma parte de la Alianza por el Gran Cambio y apoya a Pedro Pablo Kuczynski para la candidatura presidencial, quien alcanza un tercer lugar. El PPC obtiene 7 congresistas.

En Noviembre de 2011, se renuevan los cargos partidarios y Raúl Castro Stagnaro es elegido presidente del PPC, llevando como vicepresidentes a Hildebrando Tapia, Alonso Navarro, Magdalena se Monzarz y Moisés Félix Olazábal. El nuevo Secretario General del PPC es Rafael Yamashiro Oré, y el secretario de Política Edgardo De Pomar Vizcarra.

En el “año del Centenario del Nacimiento de Mario Polar Ugarteche y de Ernesto Alayza Grundy, Fundadores del PPC”, el 18 de Diciembre del 2012 el Partido Popular Cristiano cumple 46 años de vida institucional. A lo largo de éste período, esta colectividad política ha diseñado una permanente línea de conducta reconocida por todos. Aprendió a mantenerse firme ante los vaivenes de la política, en los triunfos y derrotas, en regímenes democráticos y dictatoriales, y en situaciones frente a sus mártires victimados por el terrorismo. El PPC, que cuenta con solidez estructural en todo el Perú, conserva intacta su fe en los ideales social cristianos, buscando la instauración de una Justicia Social y el Bien Común en nuestra patria por los caminos de la no violencia, dentro del respecto esencial a la dignidad de la persona humana y la búsqueda incesante de la elevación de los niveles de vida populares.


JNE Voto Informado Congreso de la República Konrad Adenauer IPESM RD EL Peruano IDEA